Notas Fecode

Fecode exige garantías de seguridad para ejercer la labor docente

Ante la ola de violencia y amenazas contra los maestros del país en diferentes circunstancias y regiones, Fecode exige respeto a la vida e integridad de los maestros y líderes sociales en todo el territorio nacional.

El panorama es bastante delicado. El caso de la docente de San Pablo, Bolívar, Magda Deyanira Ballestas, quien fue cruelmente amenazada por el paramilitar alias ‘Carlos Mario’, puso en evidencia de la opinión pública nacional la situación de indefensión que enfrentan los docentes ante los actores armados y la violencia.

Las bandas criminales, la delincuencia común y organizada, los grupos desertores de la guerrilla y el microtráfico son solo algunos de los actores que amenazan la seguridad e integridad física de los maestros en las instituciones educativas. Además, el magisterio viene siendo objeto de difamaciones y acusaciones arbitrarias en redes sociales que también se convierten en dianas que apuntan a una persecución delictiva.

Recientemente también se conocieron por medios de comunicación cobros de ‘vacunas’ a profesores en Cali, hostigamientos en Boyacá, el riesgo en la Comuna 13 de Medellín, los peligros ante los grupos armados en el Catatumbo, atracos en Bogotá o las amenazas colectivas en Cauca. 

Todo esto es un contexto adverso que analiza el Comité Ejecutivo y será expuesto en la Junta Nacional del próximo 17 de julio. Mientras, la Oficina Técnica de Derechos Humanos de Fecode acompaña los casos que son reportados. 

De igual forma, Fecode inicia una campaña de denuncia, acompañada en medios de comunicación nacional, donde se exige al Gobierno nacional garantías de seguridad para que los docentes puedan ejercer su labor de educar las nuevas generaciones del país. 

 

Fecode exige garantías de seguridad para ejercer la labor docente

Ante la ola de violencia y amenazas contra los maestros del país en diferentes circunstancias y regiones, Fecode exige respeto a la vida e integridad de los maestros y líderes sociales en todo el territorio nacional.

El panorama es bastante delicado. El caso de la docente de San Pablo, Bolívar, Magda Deyanira Ballestas, quien fue cruelmente amenazada por el paramilitar alias ‘Carlos Mario’, puso en evidencia de la opinión pública nacional la situación de indefensión que enfrentan los docentes ante los actores armados y la violencia.

Las bandas criminales, la delincuencia común y organizada, los grupos desertores de la guerrilla y el microtráfico son solo algunos de los actores que amenazan la seguridad e integridad física de los maestros en las instituciones educativas. Además, el magisterio viene siendo objeto de difamaciones y acusaciones arbitrarias en redes sociales que también se convierten en dianas que apuntan a una persecución delictiva.

Recientemente también se conocieron por medios de comunicación cobros de ‘vacunas’ a profesores en Cali, hostigamientos en Boyacá, el riesgo en la Comuna 13 de Medellín, los peligros ante los grupos armados en el Catatumbo, atracos en Bogotá o las amenazas colectivas en Cauca.

Todo esto es un contexto adverso que analiza el Comité Ejecutivo y será expuesto en la Junta Nacional del próximo 17 de julio. Mientras, la Oficina Técnica de Derechos Humanos de Fecode acompaña los casos que son reportados.

De igual forma, Fecode inicia una campaña de denuncia, acompañada en medios de comunicación nacional, donde se exige al Gobierno nacional garantías de seguridad para que los docentes puedan ejercer su labor de educar las nuevas generaciones del país.