Notas Fecode

Déficit de infraestructura educativa en el 2022

Los 49,2 billones de pesos destinados para el sector educativo en el presupuesto de la nación 2022 no contemplan recursos suficientes para la adecuación de infraestructura educativa en el país, lo que evidencia que los niños y jóvenes seguirán asistiendo a las instituciones sin que existan condiciones.

El retorno a la presencialidad de una manera segura y confiable ha sido uno de los discursos más repetitivos del gobierno en los últimos meses. Sin embargo, este difiere de la realidad nacional pues hasta el momento la mayoría de instituciones públicas del país no tienen condiciones adecuadas. Lo más preocupante es que dentro de la asignación del presupuesto general de la nación para el sector educativo del próximo año, no se estimaron recursos para infraestructura y mucho menos para protocolos de bioseguridad.

Carlos Rincón, asesor legislativo de Fecode: “Es absolutamente falaz el discurso del Gobierno Nacional cuando expresa que los recursos para educación son los más altos de la historia y que están preparados para la presencialidad. en infraestructura, por ejemplo, departamentos como: La Guajira, Putumayo, San Andrés y Providencia y Vichada no tienen ninguna asignación para este rubro. Arauca, Cesar, Guainía, Meta, Quindío y Tolima tienen reducciones entre el 5% al 50%; Casanare, Huila y Risaralda tienen reducciones entre el 51% y el 100%. Atlántico, Bogotá, Cundinamarca y Sucre tienen recortes en este sector mayores al 100%, lo que significa que no se está preparado para la presencialidad y tampoco se encuentra de ninguna de las fuentes como el FOME, el fondo de infraestructura o el presupuesto general de la nación recursos para protocolos de bioseguridad”.

Es de recordar que para la vigencia 2021 el gobierno negó la proposición presentada por Fecode de incluir para este año los recursos necesarios y suficientes para los protocolos de bioseguridad. Hoy, la Federación demuestra que tenía la razón, debido a que se destinaron recursos del FOME tardíamente por el orden de 627 mil millones de pesos y lo mínimo que exigía la federación era que para el año 2022 se asignaran la misma proporción de recursos y se permitieran seguir adecuando los establecimientos educativos. En este sentido, son por lo menos 650 mil millones de pesos los que necesitan actualmente las instituciones para garantizar las condiciones de infraestructura en el regreso a las aulas.