Notas Fecode

Impacto de la corrupción del Ministerio de las TIC en la educación pública

Las irregularidades en el contrato que el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones adjudicó a la unión temporal centro poblados para la construcción de 15 mil centros digitales en las zonas rurales de los 32 departamentos del país, tendrá un grave impacto en el desarrollo educativo y social de los niños y jóvenes de estas regiones, ya que las posibilidades de acceder a diversas fuentes de información, servicios y tareas de una forma rápida y ágil quedó en el limbo.

Lised García, experta en educación: “robarse ese dinero o que se pierda para que no pueda desarrollarse ese programa bandera del estado que es conectar a las escuelas, es terminar de alguna manera, otra vez, castigando a las zonas rurales a la falta de recursos y de conectividad para solucionar el tema de la educación o de alguna manera buscar que la brecha no sea tan profunda”.

Con la pérdida de 70 mil millones de pesos no sólo queda en evidencia el profundo grado de corrupción que impera en el país, sino el desinterés del estado por garantizar el derecho a la educación y la conectividad, pues con este proyecto se buscaba proveer durante 11 años con internet gratis a las instituciones educativas y a las comunidades aledañas que viven en estas zonas y de esta manera garantizar un servicio que en la actual coyuntura es indispensable, sobre todo en los procesos académicos de los estudiantes.

Lised García, experta en educación: “en esencia, primero se pierde el derecho al acceso a la educación de las niñas y los niños, la oportunidad de fortalecer los vínculos de la escuela y familia, porque era un plan pensado para que ésta estuviera más cerca de las instituciones educativas, y, de otra parte, también pierden las comunidades porque el tema de la conectividad es una necesidad. En este sentido, nuevamente generaciones de niños y niñas que cuya educación o cuyo elemento fundamental para su proceso educativo es la escuela quedarán desconectados, porque la conectividad hubiera podido enriquecer lo que llamamos en la educación el campo del capital cultural”.

Ante este lamentable panorama, más de 1.2 millones de niños, niñas y jóvenes de regiones apartadas serán los directos afectados. En este sentido, cerrar la brecha digital ha sido una exigencia de Fecode, porque la conectividad es una de las condiciones planteadas en los acuerdos firmados para garantizar la educación pública. Por eso, el próximo 3 septiembre se ha citado a un debate de moción de censura en la cámara de representante a la ministra Karen Abudinem por las irregularidades que desde el inicio presentó la adjudicación de este contrato.