Qué hay detrás del proyecto que busca privatizar las instituciones públicas

Nuevamente el partido de gobierno le apuesta a privatizar el derecho fundamental a la educación pública en el país con la radicación de un proyecto de ley que busca destinar los recursos del estado para subsidiar la educación en instituciones privadas.

En vez de trabajar en políticas públicas que fortalezcan y acaben la deuda histórica que tiene el estado con la educación estatal del país, el partido de gobierno en cabeza de la congresista María Fernanda Cabal, presentó un proyecto de ley con el que pretende modificar el artículo 27 de la ley 715 de 2001, es decir, una propuesta que busca que los recursos del estado sean entregados para subsidiar la educación en instituciones privadas, cuando muchas oficiales se están cayendo a pedazos.

Alejandro Álvarez, profesor Universidad Pedagógica Nacional: “yo diría que este proyecto de ley del centro democrático es muy peligroso. El déficit no se puede medir con pruebas estandarizadas, porque ni pisa ni saber dan cuenta de verdad de la calidad de la educación, y esto es algo que se ha dicho y argumentado de muchas manera, por lo que es injusto, arbitrario y perverso. Lo que es evidente es que en realidad lo que les preocupa es un problema ideológico, porque la educación oficial está en manos de los maestros oficiales que son los mejores del país que están mejor preparados, y eso también está demostrado”.

La iniciativa además de que no garantiza el derecho a la educación y el cubrimiento total de los costos de los estudiantes, pues los padres de familia tendrán que terminar pagando parte del gasto de sus hijos, también busca que el Sistema General de Participaciones termine a disposición del sector privado; un alarmante panorama donde la educación dejaría de ser un derecho fundamental para convertirse más en un servicio.

Edgar Romero, secretario de Cultura, Recreación y Deportes de Fecode: “el proyecto tiene una serie de complejidades e intereses económicos y empresariales. El país se ha dado cuenta de toda la corrupción que hay en el manejo de PAE y el Fondo de Infraestructura que se queda en los intermediarios, además hay un sector también interesado de que la educación no sea de carácter público sino de carácter privado, porque allí se puede manejar la rentabilidad al servicio de los particulares”.

Frente a este proyecto privatizador, Fecode estará alerta a su trámite en el congreso y junto a los docentes, trabajadores de la educación, padres de familia y estudiantes continuará defendiendo y fortaleciendo el derecho a la educación pública financiada y administrada por el estado, tal como lo estipula la constitución nacional y la ley general de educación.